Etiquetas

, , , , , , ,

Bien podría ser aquí. Esta ilustre pareja de mesillas estilo Luis XV, vivía oculta en el marasmo de un almacén. Encontradas al borde del suicido por aburrimiento, su apagada existencia se tornó por arte de nuestra parte, en una vida mucho mejor. Del antes, por fortuna, sólo nos queda la foto, que ilustra el estado de barniz patológico aplicado con saña, en el que las encontramos. Nada que varias sesiones de decapado y lija no puedan arreglar.

Demasiada oscuridad para el Siglo de las Luces, así que, mejor una pátina blanca para devolverles el resplandor.

“La mère de l’agneau” de todas las técnicas que nos visitan, nos impulsó a elaborar una transferencia digna de la época. Un boceto de “rocaille” para la tapa y los laterales.

El “rocaille” es una forma de decoración para interiores o exteriores que se aplicaba en molduras, frentes, estucos y en todo lo que no se movía -a mediados del XVIII- siendo uno de los adornos más utilizados del estilo rococó o Luis XV. Nada más apropiado para estas señoritas. Sí, sí, podrían haber sido otras 457.356 cosas, pero tocaba “rocaille”.

Para acabar la transformación y seguir fieles a las faldas de madame Pompadour & company, cambiamos los tiradores por otros más del gusto de aquellas damas. Y después de eso, ya sólo nos quedó desempolvar la crinolina y la peluca de tirabuzones para completar el conjunto. Sobra decir que no lo hicimos, al menos esta vez.

Después de este exceso de curvas y ornamentos, os dejamos hasta otra ocasión más minimalista.

Y si alguién tiene la Habitación de la Reina en casa o siente que puede hacerlas convivir con otros enseres más contemporáneos, están a la venta en nuestra tienda.

Anuncios