Etiquetas

, , , , ,

No nos vamos a andar por las ramas, aunque lo parece. Este año, en vez de la clásica decoración navideña, optamos por las ramas caídas. Palabra de honor y de sostenibles, que sólo hemos cogido lo que ya estaba en el suelo. Ramas de pino y plátano de sombra para componer diferentes bouquets de gusto contemporáneo. Pero ojo, pueden vivir en perfecta armonía con lo más tradicional. Árbol, piñas, belén, lo que se quiera. En este caso, la convivencia de lo tradicional y lo moderno es perfecta.

Las tenéis disponibles en natural, blanco, blanco con rayas plateadas, blancas con cristales de chandelier, natural con rayas y natural con copos. Los precios van desde los 8 a los 18 euros. Se estáis en el centro de Madrid, nos podemos acercar a vuestra casa (en plan Interflora o mejor inter-rama) y os acercamos un ramito. Las piñas también se pueden comprar: natural 4 euros y en blanco 2 euros c/u.

Las de los cristales tienen un punto especial. La luz se cuela a través del vidrio provocando diferentes juegos de color muy feng shui. No es el brillo navideño clásico, pero también tiene su aquel.

Mención aparte merecen las transferencias. Tablas de madera con ciervos de distintas manadas. Vienen en diferentes grosores y se hacen por encargo. Los precios de 20 a 35 euros, según tamaños.

Más variaciones y permutaciones. La verdad es que las pongas como las pongas, quedan bien.

Un saludo pre-navideño desde Taller y medio.

Anuncios