Etiquetas

, , , , , , ,

Casi en el límite de Toledo con Cáceres nos encontramos un pequeño pueblo, El Gordo, que da entrada al embalse de Valdecañas, el oasis auténtico, por así decirlo, de las inmediaciones. El otro, el de los espacios gustosos, los muebles antiguos y recién nacidos, las velas de mil olores y los detalles infinitos, se esconde en la calle principal de esta localidad. Una tienda que sorprende al visitante, pues no se espera por esto lares un rincón así de bien compuesto y cuajado de interesantes bocados para la vista (algunos de los cuales han salido de nuestro taller). En Country Home Santa Fe puedes buscar complementos con personalidad para tu casa. No hablamos de muebles para rellenar, hablamos de cómodas francesas customizadas, mesas con pasado y fantástico presente, bancas para una entrada estelar, espejos palaciegos y una selecta cantidad de objetos decorativos: velas, lámparas, oleografías, jarrones, vajillas, etc. Entre el proceloso mar de exquisiteces, resaltaremos unas cuantas para tus ojos. El resto, tendrás que ir a verlas con los propios.

Esta cómoda barrigona francesa, destaca de forma impulsiva por su color turquesa. No nos extraña que las mariposas se hayan quedado a vivir en ella.

¿No sabes que poner en tu recibidor? Lo tenemos. ¿Qué tal este banco de madera envejecida y asiento de enea? No se ve todos los días un recibimiento tan caluroso. Atención al espejo que está detrás. Un fino trabajo de ebanistería como éste podría ser la pieza clave que falta en tu dormitorio.

Aquí, camuflada por velas olorosas, candelabros, ánforas, babuchas y bandejas, se esconde una gran mesa tipo refectorio. Grande en el sentido literal de la palabra (2,30 de largo) y grande por su espíritu. Pino antiguo (más 70 años) de dimensiones bíblicas para dotar de cuerpo y sustento a una amplia cocina o comedor. La imaginamos rodeada de sillas de diferentes familias nórdicas formando una cuadro de peculiares invitados.

Para espacios más pequeños, esta mesa de haya de más de 100 años, lavada y pátinada, es una buena solución. Y así, simplemente como se ve, llena de flores frescas puede llenar cualquier rincón que lo merezca.

Para acabar dejamos este peculiar aparador de inspiración oriental. Tratado y restaurado por los propios dueños. Su secreto: una pátina mágica que no van a confesar pero que ofrece resultados estupendos. Podéis ver más fotos de detalle en Flickr y hacer una visita próximamente un poco más allá de La Mancha. Para comer, la recomendación es Llares, en Lagartera. Otra sorpresa escondida en una auténtica casa lagarterana del XVIII con interiorismo de Tomás Alía.

Country Home Santa Fe. C/ Jose Antonio, 35. El Gordo, Cáceres. Telf.: 607 77 10 43.

Anuncios