Etiquetas

, , , , ,

Una mecedora clásica al estilo Thonet puede ser un pieza fresca y divertida. El punto es el color. Usando colores fuertes y vivos la pieza se convierte en algo más que la reliquia de la casa. Tanto si es original como si es nueva, no dudes en ponerle un nuevo traje para que destaque. Y si no tienes ganas, siempre se lo podemos poner nosotros. Eso si, no contamos con más enanos de jardín. Después de la reconversión, han emigrado rápidamente a otras latitudes menos agresivas.

El truco para que la pintura quede lisa y uniforme, es la lija al agua. Usada entre manos, alisa las marcas de brocha y otros posibles defectos. El acabado es perfecto y suave al tacto.

Anuncios