Mesilla mid century: nuestro homenaje a Mad Men.

Etiquetas

, , , , , , ,

La serie que nos desvela los secretos de los mejores años de la publicidad de Madison Avenue, Mad Men, hace un continuo alarde de producción, para deleitarnos en cada temporada con los set más estudiados de la televisión americana. El mid century es el rey en esta historia de intrigas, trepas, mujeres en busca de la liberación, copys en ciernes y ejecutivos de cuentas bastante agresivos. La mesilla que os traemos hoy, está cercana a la época y su dueño decidió rescatarla del miserable estado (no exageramos) en el que se encontraba, para darle un brillo mejor (tampoco exageramos).

La mesilla antes.

Dramático, ¿no? Pero no pasa nada. Viene nuestro “wonder boy” (alumno de primero que va a salir cum laude y gomalacado) y lo apaña para el resto de los siglos. El acabado elegido: madera vista y negro lacado (esto último provoca que haya que ponerse gafas de sol para mirarla).

La mesilla después.

Un detalle del brillo. Ojo que deslumbra. Para conseguir este acabado son necesarias muchas capas de paciencia, aplicadas con habilidad puntera. Los seniors del taller todavía nos estamos preguntando, cómo ha podido llegar y besar el santo de esta manera. Suponemos que es innato.

Por favor, ¿alguien tiene un posavasos?

En este set de homenaje a Don Draper (el director creativo en la agencia de la serie, mitad pichi-chulo-que-castiga, mitad marshmallow), nos imaginamos al personaje despotricando sobre los originales de sus creativos, a un frenético ritmo de tragos de whisky y nubes de humo de alta densidad. Fuera de la agencia Los Kennedy son el colmo del glamour político y Marilyn es el sueño de medio mundo.

"Aquí se fuma Lucky, que para eso es cuenta de la casa".

"Tenéis que darle un vuelta, chicos. Esto ya está muy visto".

Os dejamos un link para saber más sobre el mid century y el interiorismo de esta magnífica serie: Mad Men furniture. Y de muestra, unas escenas de John Hamm en el papel de sacrificado directivo, rodeado de grandes piezas de la época.

Mad Men in action.

De regalo, otro puñado de “mad men”: los diseñadores que más fuerte sonaron en esos años. Tan fuerte, que hoy los seguimos oyendo. La foto nos recuerda a las promocionales de la serie.

Los diseñadores que hicieron época.

De izquierda a derecha: George Nelson, Edward Wormley, Eero Saarinen, Harry Bertoia, Charles Eames y Jens Risom. Un cartel de primera. Debajo el elenco de la serie.

Mad Men al completo.

Nos despedimos con el cartel de la primera temporada, donde ya se anunciaba lo importante: un hombre en crisis.

Me gustan las mujeres...me gusta el Jack Daniel's

Saludos mid-century para todos!!! Y feliz noche.

Blogs de decoración. Un buen sitio para pasar la tarde.

Etiquetas

, , , ,

¿Por dónde empezar? No lo sabemos muy bien, pero lo mejor será que lo hagamos por el principio. Este nuevo post trata de convertirse en un pequeño directorio de blogs, donde uno se puede inspirar, bien cuando le falten ideas, bien cuando le sobren (que casi es peor). Pondremos, sin seguir un orden ortodoxo, las que consideramos las mejores bitácoras de este tipo de contenidos, tanto internacionales como patrias. No están todas las que son, pero sí son todas las que están.

Desire to inspire. El blog de Kim y Jo. Una canadiense y una australiana con muy buen y variado gusto para los interiores.

Desire to Inspire.

Desire to Inspire.

The Style Files. No, no es el expediente X de la decoración, pero si contiene los secretos mejor guardados de muchos estilistas. El blog de Danielle de Lange (Amsterdam), no deja lugar para los descuidos y su ojo es de lo más selecto.

The Style Files.

The Style Files.

Freshome. Espectáculo, arquitectura, interiorismo y novedades. Puede que cuatro palabras sean pocas para definirlo, pero son decisivas. Las casas más impactantes, los objetos más futuristas y las listas más deseables se acumulan día tras día en esta dirección.

Freshome

Freshome.

Flodeau. Lo bello y lo moderno. Florence Deau, dueña del sitio e interiorista, edita con sumo cuidado todo lo que ofrece.

Flodeau

Flodeau

79 ideas. O 546.365 ideas para decorar. Radostina Boseva es la editora de este blog repleto de detalles y gustosos interiores. Un lugar, según sus palabras: donde compartir sus sueños, sus deseos, sus proyectos y sus 79 billones de ideas por hora.

79 ideas

79 ideas

Decor8. Lo lleva Holly Becker. Americana residente en Alemania que ha convertido su blog en el templo del DIY en nivel 3.0. Además, el interiorismo rústico, el vintage y el shabby chic tienen un lugar preferente.

Decor8

Decor8

Daily Icon. Perfiles de diseñadores, arquitectura moderna y mobiliario de diseño de todas las épocas. Un clásico para modernos empedernidos.

Daily Icon

Daily Icon

Design Sponge. El más afamado en cuestiones de DIY y espectaculares antes y después. También tiene home-tours y guías turísticas alternativas de muchas ciudades.

Design Sponge

Design Sponge

Emma’s Design Blog. Interiorismo nórdico con letras mayúsculas. Una biblia para fanáticos del estilo escandinavo, tan de moda en los últimos tiempos.

Emma's Design Blog

Emma's Design Blog

Decofeelings. En el terreno patrio, empezamos por el de Cristina Pérez Sáez. Amante de la decoración, que nos lleva en cada post por sus gustos personales, a través del interiorismo, los mercadillos o fantásticos hoteles donde te podrías quedar a vivir.

Decofeelings

Decofeelings

Delikatessen. Home tours de todos los estilos, interiorismo, objetología y muchos recursos para momentos de crisis de ideas.

Delikatessen

Delikatessen

Desde mi ventana. Palabras mayores. Domina todos los palos y lo hace con un gusto brillante. El directorio, extenso y cuidado, da para encontrar cualquier cosa que busques.

Desde mi ventana

Desde mi ventana

Chic-Deco. El blog de Rosa. Mitad artista, mitad diseñadora web y todo el tiempo una fan de la decoración. Como muestra un botón.

Chic-Deco

Chic-Deco

Vintage & Chic. El blog de Leticia Blanco se ha convertido en la referencia para el vintage en España. Desde Gijón ilumina con cada post nuestras preferencias. También dispone de bazar y tutoriales. Vamos, que no le falta un detalle.

Vintage&Chic

Vintage&Chic

Esta es la lista para hoy. Pero volveremos más adelante con nuevos lugares apetecibles para una visita.

¿Dónde guarda las pastillas Madame du Barry?

Etiquetas

, , , , , , ,

Bien podría ser aquí. Esta ilustre pareja de mesillas estilo Luis XV, vivía oculta en el marasmo de un almacén. Encontradas al borde del suicido por aburrimiento, su apagada existencia se tornó por arte de nuestra parte, en una vida mucho mejor. Del antes, por fortuna, sólo nos queda la foto, que ilustra el estado de barniz patológico aplicado con saña, en el que las encontramos. Nada que varias sesiones de decapado y lija no puedan arreglar.

Demasiada oscuridad para el Siglo de las Luces, así que, mejor una pátina blanca para devolverles el resplandor.

“La mère de l’agneau” de todas las técnicas que nos visitan, nos impulsó a elaborar una transferencia digna de la época. Un boceto de “rocaille” para la tapa y los laterales.

El “rocaille” es una forma de decoración para interiores o exteriores que se aplicaba en molduras, frentes, estucos y en todo lo que no se movía -a mediados del XVIII- siendo uno de los adornos más utilizados del estilo rococó o Luis XV. Nada más apropiado para estas señoritas. Sí, sí, podrían haber sido otras 457.356 cosas, pero tocaba “rocaille”.

Para acabar la transformación y seguir fieles a las faldas de madame Pompadour & company, cambiamos los tiradores por otros más del gusto de aquellas damas. Y después de eso, ya sólo nos quedó desempolvar la crinolina y la peluca de tirabuzones para completar el conjunto. Sobra decir que no lo hicimos, al menos esta vez.

Después de este exceso de curvas y ornamentos, os dejamos hasta otra ocasión más minimalista.

Y si alguién tiene la Habitación de la Reina en casa o siente que puede hacerlas convivir con otros enseres más contemporáneos, están a la venta en nuestra tienda.

Decoración navideña alternativa.

Etiquetas

, , , , ,

No nos vamos a andar por las ramas, aunque lo parece. Este año, en vez de la clásica decoración navideña, optamos por las ramas caídas. Palabra de honor y de sostenibles, que sólo hemos cogido lo que ya estaba en el suelo. Ramas de pino y plátano de sombra para componer diferentes bouquets de gusto contemporáneo. Pero ojo, pueden vivir en perfecta armonía con lo más tradicional. Árbol, piñas, belén, lo que se quiera. En este caso, la convivencia de lo tradicional y lo moderno es perfecta.

Las tenéis disponibles en natural, blanco, blanco con rayas plateadas, blancas con cristales de chandelier, natural con rayas y natural con copos. Los precios van desde los 8 a los 18 euros. Se estáis en el centro de Madrid, nos podemos acercar a vuestra casa (en plan Interflora o mejor inter-rama) y os acercamos un ramito. Las piñas también se pueden comprar: natural 4 euros y en blanco 2 euros c/u.

Las de los cristales tienen un punto especial. La luz se cuela a través del vidrio provocando diferentes juegos de color muy feng shui. No es el brillo navideño clásico, pero también tiene su aquel.

Mención aparte merecen las transferencias. Tablas de madera con ciervos de distintas manadas. Vienen en diferentes grosores y se hacen por encargo. Los precios de 20 a 35 euros, según tamaños.

Más variaciones y permutaciones. La verdad es que las pongas como las pongas, quedan bien.

Un saludo pre-navideño desde Taller y medio.

Mesa auxiliar al estilo nórdico (y con transferencia…¡cómo no!).

Etiquetas

, , ,

No es Navidad todavía, pero el viento frío que poco a poco nos viene del norte, trae sus motivos para que nos inspiremos. Así lo hemos hecho. Y ya tenemos una nueva víctima de la técnica de moda, que ha sucumbido al encanto de la pintura acrílica (el nuevo alumno y chico prodigio, tan eficaz como encantador, que nos sorprende esta temporada). El dibujo de los árboles sobre la tapa y el cajón, más unas unas capas de blanco boreal, han bastado para dejar esta mesa auxiliar, antes sin rumbo ni destino, en una pieza con personalidad.

Sí, a Nani también le gustan los adornos nórdico-contemporáneos (y colarse en las fotos), pero para ella el valor decorativo no es el tema de importancia. Afortunadamente es una linda gatita y no llego la savia al río.

La transferencia, hoy por hoy, nos permite casi cualquier cosa. Cajas, pequeños objetos, muebles, madera, metal, escayola, cartón, estuco… el universo es ilimitado. Por eso, si alguien está pensando en customizar “ese mueble con el que no sé muy bien que hacer”, la respuesta es “se puede”. Sólo tenéis que hacer la mágica consulta a Taller y Medio, y Taller y medio, cual señorita Francis, responde.

En próximos post, despliegue navideño completo al estilo nórdico. De momento, este aperitivo para ir haciendo boca.

Saludos!!!

Feriarte 2011

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Nueva edición de Feriarte que no nos podíamos perder. A quién lee, lo mismo le decimos. Hasta el domingo 27, la Feria de Arte y Antigüedades abre sus puertas en el IFEMA de Madrid. Para todo el que ansíe una pieza única para su salón o para el que sólo quiera alimentarse la vista y el alma, es un buen plan para acabar el mes. De paseo por el pabellón, encontrará mobiliario de lujo que va desde el siglo XVI hasta la época contemporánea, pasando por, cito de su facebook “pintura, grabados, litografías, escultura, tallas, joyas, abanicos, aldabas, bastones, cerraduras, juguetes, marfil, miniaturas, candelabros, lámparas, marcos, espejos, muñecas, esferas armilares, globos terráqueos, mapas, instrumental, bronces, cerámicas, esmaltes, plata, porcelana, cristal, mantones, encajes, mantillas; alfombras, tapices, y un largo etcétera”. Una gran selección en los dos sentidos de la palabra. Para empezar, Portuondo Bros, nos enseña dos de lo últimos trabajos del Equipo Crónica entre su escogido salón de  muestra.

Cayetana de Equipo Crónica en Portuondo Bros.

Entre cómodas de bakelita, sillones nórdicos, baúles ingleses de principios del XIX y otras maravillas, se encuentran piezas como la mesa de la foto superior, en marquetería de hueso de 1960, Maison Jansen, Paris. El pulso nos ha hecho perder la instantánea de una cómoda de Mascagni, con chinoisseries c.1950, que preside el stand, buen motivo para pasarse a verla.

Equipo Crónica  entre sillones Ekstrom 1972 .

"Citta di carte" 1950 Fornasetti.

Continuamos con la saga Portuondo, esta vez con Julia y Horacio Portuondo -tan contemporáneos como sus familiares de más arriba- y estos espejos mágicos americanos, tan difíciles de fotografiar como magnéticos.

Julia y Horacio Portuondo.

Siguiendo la línea del apellido, paramos en Jorge Portuodo Wakonigg, donde el clásico en letra mayúscula tipo Palatino inunda todos los metros cuadrados del stand. Magníficas piezas y ambientación para mantener las buenas costumbres.

Jorge Portuondo Wakonigg.

Espejo Jorge V en J. Portuondo Wakonigg.

Cómoda del XVIII en J. Portuondo Wakonigg

Un cambio de tercio hacia latitudes más exóticas, para contemplar la colección de terracotas chinas de J. Bagot. Un sin palabras queda bien en esta línea, pero no nos aguantamos. Delicadas, de línea sencilla y porte mayor, cada una de estas figuras te hace reverenciar la patria de Confuncio y su ilustre pasado. Un leve recuerdo de los guerreros de Xian, asoma también por el hipotálamo.

Caballos con Jinete, Dinastía Tang 618-907 d.c.

Perro y caballo Dinastía Han 206 a. C. hasta el 220.

Viajamos en el tiempo dos mil años hacia delante, para encontrarnos con la selección de cristal nouveau e iconos rusos del XIX de Joan i Joana. Para muestra un jarrón.

Pieza de cristal Art Nouveau de Wilhelm Kralik.

Icono ruso con San Miguel. S. XIX.

Muy cerca Victor e Fills con una exquisita colección de jarrones Art Nouveau y mobiliario de la misma época.

Cristal Art Nouveau Victor i Fills.

Más ligerezas con joyas para marquesas de otro siglo de Agurcho Iruretagoyena. Sé de alguna a la que no le importaría ser la dueña de todas y cada una de las piezas.

Tiara de coral tallado s. XIX. Italia.

Caja japonesa de Agurcho Iruretagoyena.

Dejamos a un lado el románticismo y el orientalismo y volvemos a dar un giro de 180º para quedarnos con el iris pegado a esta comoda de Mimmo Paladino en Las Dos Coronas/Ziarsolo.

Cómoda de Mimmo Paladino.

Del eclético stand, nos llama todo a gritos, en plan, “a mí, a mí, hazme a la foto a mí”, pero no hay sitio para todos. Dejamos lo más “iluminado”.

Lámpara “Atomic” R.Hasmann&Trick.

De lo moderno a lo antiguo en cuatro pasos. En Arruda Antigüedades nos explican con todo lujo de detalle los entresijos de algunas de las piezas. Nos quedamos con este cuadro general, donde brilla la cómoda sueca del XVIII (en marquetería de palo santo, palo de rosa y palo amarillo) y el óleo atribuido a Paul de Cock del mismo siglo.

Arruda. Cómoda sueca S. XVIII.

Para finalizar una parada en Tiempos Modernos, donde esta original silla de comedor termina con nuestras andanzas. Las silla es de 1937 de Paul Follot y está realizada en madera de sicómoro, bronce, tapicería de cuero y terciopelo.

Silla Paul Follot en Tiempos Modernos.

Podríamos decir que no nos hemos llevado nada. Y mentiríamos. Yo creo que nos hemos quedado con un montón de cosas. ¡Ah sabia retina! cuántos favores nos haces.

FERIARTE. Pabellón 4 del IFEMA. Del 19 al 27 de noviembre. Madrid. Más fotos en nuestro Flickr.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Nota: Cualquier errata sobre las piezas o direcciones puede ser comunicada a sibillacumena@teefonica.net. El error se corregirá inmediatamente. Gracias.

La escalera del pintor.

Etiquetas

, , , , ,

No es la escalera de Jacob, pero igualmente sirve para estar un poco más cerca del cielo. Al menos ahora, puesto que antes le fallaba un poco la estructura. Para recuperarla, primero una limpieza fondo (muy a fondo), para sacar las manchas de pintura de hace 50 años, luego lijado con esparto-lija y para terminar un poco de cera. Por ser un poco fieles a nuestra causa de la customización ( o esto no sale de aquí sin un detallito), le hemos hecho un pequeño marcaje de pasos sobre los escalones. ¿Cómo? ¿Y todavía os lo preguntáis?? Pues con la famosa técnica a la que todos sucumben al menos una vez por trimestre: la transferencia.

Antes.

Después.

De la estructura, afianzamos los escalones, optando por no sustituir ninguno y de nuevo, sólo tiene las pequeñas piezas que sujetan los listones de las patas (pero no se nota nada de nada). La transferencia usada esta vez, es de nivel 1.0. Tan solo acetona en el papel y después aplicación directa en la superficie. Fácil y resultón, aunque no apto para todo tipo de resultados. Como en el caso era darle cierto toque industrial, nos venía al pelo.

Paso a paso.

Ahora que se impone el estilo industrial, es una buena pieza para decorar la casa. Quién se lo iba a decir a ella después de tanto trajín y de tanto ostracismo en garajes y patios de atrás.

Lista para subir y ponerlo todo derecho.

Hasta la próxima transferencia!!!

Casonas de Indiano. Haciendo las Américas.

Etiquetas

, , , , , ,

El verano nos llevó a Luarca. La villa natal de Severo Ochoa -llena de innumerables encantos como su pintoresco y cuidado puerto de pescadores, sus abrigadas playas o su pequeño Pere-Lechaise al borde del mar- alberga también una bonita colección de casas de indiano. Este tipo de construcciones, muy abundantes en Asturias y, en general, en toda la cornisa cantábrica, resumen el espíritu lujoso y desenfadado de la Belle-Epoque. En Luarca, en apenas un radio de un kilómetro pudimos disfrutar de magníficos ejemplos de esta época, algunos de ellos muy maltratados por el tiempo y el olvido. Es el caso de la misteriosa y magnética Villa Excelsior (1912).

Villa Excelsior antes de la tormenta.

La atracción que esta casa provocó sobre mi, me hizo volver al menos cinco veces. Todo, con la intención de encontrar la puerta abierta o a algún lugareño que me la abriese. Fracasé en mis intentos y  a punto estuve de saltar la valla, pero la sensatez de mis acompañantes me detuvo.

El tiempo se cuela por las ventanas.

Quería contemplar con mis propios ojos el interior, que me olía a maravilla desde lejos. No pudo ser, así que me dediqué a buscar en internet y encontré. El jardín de Villa Excelsior es el blog donde encontraréis toda la accidentada historia de esta casona. Incluidos vídeos, donde podemos ver a su última propietaria, como un futuro fantasma del pasado, anunciado el declive de la mansión. La otrora bella y joven Esther Méndez de Andés, hija de Manuel Méndez de Andés, primer dueño de la casa, nos lleva sin transbordos y en un segundo, a los gloriosos años 20. Una mujer bohemia, según reconoce su sobrina nieta, que eligió vivir, hasta casi el final de su vida, en este increíble rincón. Los vídeos de 2011 dan crédito del abandono del lugar.

La reja de Vila Excelsior impide el paso de extraños, pero no el de la desolación.

Si recaláis por estos lares no dejéis de hacer una visita este enclave. Aunque sea desde fuera, su silueta apabulla. El torreón con la cúpula verde cambia de color según la hora y el día y cada momento es una postal diferente.

Con otra luz.

¿Por qué produce ese efecto imán, esta casona? Difícil de explicar. Por una lado, las dimensiones del edificio, el diseño -muy diferente al del resto de ejemplares de la zona- y el entorno en el que se encuentra, por otro, la capacidad de evocar mil historias: de fantasmas, de herederas cortejadas, de fiesta interminables de Belle Epoque o de lo que quieras. Todo unido es un explosivo cóctel que emborracha la imaginación de cualquiera. De momento, la historia se para en que ha sido vendida a una empresa llamada Paisajes de Asturias, S.L. y se rumorea su posible conversión el hotel. Por lo menos, así podremos disfrutar de ella algún día.

Sueño con una suite en esta cúpula.

Cambio de tercio con otro ejemplo, pero este muy vivo y con mucho futuro: Villa La Argentina. Convertida en hotel, esta casona mantiene todo el encanto decimonónico conjugándolo con las comodidades actuales. Su jardín repleto de árboles centenarios (muchos traídos de América) y flores únicas, alberga una piscina, un pequeño gimnasio y un jacuzzi.

Hotel Villa la Argentina (1899).

El desayuno es la comida más importante. En este salón toma título nobiliario.

Para muestra un jarrón.

Decorada con muebles antiguos de finales del siglo XIX y principios del XX, puede ser un “hot spot” para los amantes de lo antiguo que desean transportarse a otra época por un módico precio. Yo lo hice y doy fe, de que superó todas mis expectativas. Sólo con levantarme cada mañana y contemplar el jardín de la vecina Villa Rosario (circa 1890), ya me venía la sonrisa a los labios.

Villa Rosario desde mi ventana.

Durante el paseo matutino o vespertino, nos dedicamos a investigar, no sólo la eclosión de millones de caracoles (a los que salvábamos la vida apartándolos de las cunetas), sino al resto de casonas de la zona. No tan abundantes como los caracoles, pero igualmente admirables. Dejo dos ejemplos que lucen en todo su esplendor.

Villa Cristina (1889).

Villa la Zarzuela (1907).

Y no por estado de ruina, la voy a dejar fuera. Se trata de Villa la Barrera. Quedan en pie cuatro paredes, suficientes para completar el cuadro entero. Esos ventanales neogóticos devorados por la vegetación, no impiden imaginar lo que fue.

Villa la Barrera (1899).

Para terminar, casi al final del paseo hasta la playa de Portizuelo (lugar digno de un cuadro de Friedrich), nos encontramos con Villa Carmen. Casona donde pasó sus veranos de infancia y adolescencia Severo Ochoa.

Villa Carmen (circa 1890).

Después de este tour por el Villar de Luarca, con cierta morriña del veraneo, nos despedimos. Dejamos más fotos en nuestro Flickr. En breve, nuevo post sobre transferencias. Ahora sobre mueble. Bonito, bonito.

Nota: toda la información sobre las historias de estas casas, sus arquitectos y dueños la encontraréis a lo largo de los links que hemos ido dejando en el post. Los blogs fundamentales sobre este tema son  Casonas de indianos y El jardín de Villa Excelsior.


Mueble español de los siglos XVI-XVII.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Después de dos posts hablando sobre “El perro del hortelano” y las connotaciones artísticas y cinematográficas, toca profundizar en el mueble per se. Valga este nuevo post para mostrar un selecto catálogo de mobiliario de los siglos XVI y XVII, de forma que todos nos hagamos una idea de la tendencia en interiores, en el Siglo de Oro. Como broma, unas páginas al estilo IKEA, ambientadas en cuadros holandeses del mismo periodo. Nos hemos permitido esta licencia extranjera, puesto que en aquel momento, era España la que marcaba la moda, al ritmo del Duque de Alba (si no que le pregunten a los holandeses, que en vez de decirle a los niños que venía el coco, les amezaban con el señor don Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel).

Pieter de Hooch, "La habitación" 1660.

La transición de la edad Media al Renacimiento va descubriendo poco a poco nuevas técnicas, que van enriqueciendo el mobiliario hasta llegar al manierismo y la época barroca. Pasamos de casas y palacios prácticamente vacíos, a un lujo suntuoso en un par de siglos. La política y las costumbres sociales de estos 200 años van a marcar esa evolución, de espartano a ostentoso, sin lugar  a dudas. El imperio español de los siglo XVI y XVII va a determinar toda la esfera política y, de paso, la tendencia en “decoración”.

Los Austrias. El imperio marca la historia y la tendencia.

Tendencias en el siglo XVI. El nogal es la madera mas apreciada. Las estructuras dividen sus frentes en pequeños tableros con fuertes secciones rectas, primero y mixtilíneas más adelante, con un sistema compartimentado creado por la lacería árabe y que da origen al mueble cuarterones, hablando claro: el típico mueble castellano de casetones. Las tallas son básicas al principio y a medida que avanza el siglo se perfeccionan y se añade policromado y estuco. La taracea (en árabe tarsi, que quiere decir incrustación) y la marquetería (del catalán de la palabra marquet, que se refiere tanto a la pieza a incrustar como el martillo utilizado a tal fin) se imponen.

Tendencias en el siglo XVII. El nogal sigue siendo la madera mas apreciada, El pino y el roble se reservan para muebles que exigen duras prestaciones. Los inventarios de las casas ricas dan noticias de la importancia de materiales como el ébano, marfil, concha, maderas de palo de santo o palo de rosa, traídos en ingentes cantidades de las Indias occidentales (tener un Imperio se nota). En este siglo se reafirman las tradiciones y hay un resurgimiento del mudéjar como valor nacional. Cuando no se pueden emplear materiales ricos se vuelven los ojos a la taracea, a los cueros o a la pintura como elemento decorativo. Se siguen utilizando el hierro dorado o pavonado que será pronto sustituido por bronce o latón.

Los “must”.

Hay que destacar ciertos imprescindibles: el arca, el escritorio, el bargueño, la papelera, el mobiliario de asiento, la mesa y la cama.

El arca, que adopta la longitud del sarcófago (se hace más larga que la caja prismática medieval), evoluciona de formas simples y sencillas hacia volúmenes más ligeros y detalles más ricos.

De izda. a dcha. y de arriba a abajo: 3 arcas del s. XVI y una del s. XVII.

Arca de novia s. XV. Para el novio, se destinaba el armario.

Dentro del mobiliario de guardar, encontramos tres categorías diferentes: el escritorio, el bargueño y al papelera. Del primero encontramos numerosos ejemplos en el mobiliario de estrado, -llamados escritorillos por su tamaño pequeño-, que se usaban para guardar joyas, elementos de costura y otros enseres del ámbito femenino. Podéis ver más contenidos sobre el estrado en nuestro post sobre cine y mueble “Asuntos de estrado”.

Mujer leyendo, de Pieter Janssens Elinga, 1660.

Escritorillos de los siglos XVI y XVII.

El escritorio  y el bargueño se instauran en el siglo XVI como el mueble estrella. La diferencia entre el primero y el segundo es la decoración interior. El bargueño típicamente español muestra separaciones entre puertas y cajones con columnillas y pilastras; en ocasiones está  policromado, tallado y/o dorado. Tanto uno como otro se pueden apoyar sobre taquillón, fiadores de hierro o pie de puente. Aunque todo esto depende mucho del experto al que se le pregunte.

El armario de la ropa blanca, de Pieter de Hooch, 1665. Y el bargueño de Salamanca.

Bargueños, guardianes de secretos...

....y escritorios igualmente confidentes.

La papelera se distingue de los anteriores por ser posterior (siglo XVII) y reposar su cuerpo sobre 4 patas torneadas. Reduce su esquema compositivo a una fachada frontal,  flanqueada por 2 filas de cajones.  Las columnas, frontones y entablamentos se superponen sobre el plano de fondo como si de un retablo se tratase. Son muchas las que se conservan por lo que se cree que se fabricaron de modo industrial en toda España sobre todo las que llevan en el frente una finas líneas de latón  o bronce dorado formando círculos incrustados en el ébano a modo de molduras que enmarcan las placas de carey. Coronando el mueble se coloca una balaustrada también dorada rematada por jarrones o figuras que acentúan su aspecto arquitectónico.

Papelera s. XVIII, a imitación del modelo del mismo tipo del s.XVII.

Dentro del mobiliario de asiento destacamos la jamuga o silla de caderas. Es de origen nazarí y solía fabricarse con el asiento de cuero repujado. Con el tiempo se tapizó en terciopelo. La estructura es de madera con profusión de taracea. Son plegables y fáciles de transportar. Los bancos prismáticos (con cajón debajo del asiento) se siguen usando y  aparecen en el siglo XVI,  los bancos de zaguán de respaldo bajo muy abatible unido al asiento, algunos tallados, pintados o taraceados.

Interior con Pintor, Dama Leyendo y Sirvienta Limpiando de Pieter Janssens Elinga 1638.

Banco prismático y banco de zaguán.

La mesa se va asegurando sobre cuatro patas aseguradas por chambranas. Casi siempre son de nogal  y el tablero tiene un grosor  tableros de 5 ó 6 cm. Existe también la mesa bufete: mesa de patas inclinadas con fiadores de hierro y cajones simulados. Como bello ejemplo dejamos esta página de la revista AD del mes de noviembre (foto de Ricardo Labougle).

Mesas castellanas con fiadores de metal.

De la cama, podemos observar como se pasa de la cama gótica apoyada sobre una base de madera abatible a elementos mucho más elaborados como colgadores de tela, doseles de madera y columnas salomónicas (esto último ya a finales del XVII). En la imagen inferior (cedida por Pamela Angus http://pamelaangus.blogspot.com/), una muestra un poco anterior que se puede ver en el castillo de Langeais en Francia.

De cama en cama a través de los siglos.

Después de este paseo por la sección de decoración, sólo nos queda agradecer al colaboración del museo de Artes Decorativas de Madrid, en la cesión de imágenes para este post y para la conferencia de historia del mueble español que dimos en el taller. Si visitáis el catálogo online, podéis acceder a toda la información detallada de las piezas.

Próximamente (adverbio de tiempo que puede indicar mañana o dentro de un par de meses) volveremos a la carga con otro siglo y otro país. Todo indica que nos decantaremos por el mueble en el siglo XVIII en su máximo esplendor: en Francia, bien sûr.

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Otras fuentes: Palacio Nacional de Sintra (cama número 3, imagen camas, bargueño de Salamanca), Nami Interiors, (sillón frailero).

Silla años 20. Gran Hotel.

Etiquetas

, , , , , , , ,

Restaurar una silla de este porte regio y serio, es una cuestión delicada, sobre todo si se opta por una acabado parecido al original. El barniz a muñequilla, una de las técnicas más difíciles de aplicar, puede agotar la paciencia de cualquier mano, incluso la de una muy experta. Esta cualidad de Job, que en todos los casos de restauración es bastante necesaria, se vuelve aquí fundamental. Uno acaba con los carpianos al bies, pero todo sea por el arte.

La pieza data de los años 20 y podría ser facilmente mobiliario de hotel. En la época se usaban como sillas de salón para lectura o fumadores.

La ténica del barniz a muñequilla es perfecta para conseguir acabados de elevada calidad en muebles antiguos. Lleva con nosotros unos 200 años y es un invento francés (¡cómo no!). Se utiliza goma laca y se aplica con un trapito de algodón (empapado en alcohol) en forma de saquito, sobre la dirección de la veta. Se van cruzando varias manos hasta que quede uniforme, y lo más importante, no se debe parar. Finalmente se aplica un ligero peinado con alcohol para sublimar el lustre. En este macro, se aprecia la terminación del acabado y el brillo que proporciona esta técnica.

El tapizado original estaba deslustrado y era irrecuperable, así que se cambió por algo más moderno, pero con cierto espíritu de época. Letras, palabras y frases de estilo clásico en arpillera. si os apetece echar un vistazo, la tela la venden en Etsy.

Y lo mejor de todo, para quien lo desee, es que se vende. La tienda del Taller está abierta aquí.

Transferencias sobre lo que quieras.

Etiquetas

, , , , , ,

La técnica que más nos ocupa las manos en los últimos meses vuelve a dar frutos. Esta vez, hemos creado una pequeña selección de formatos en madera y cartón con diferentes dibujos e imágenes. Flora, fauna, los viajes de David Roberts por Egipto, bocetos y estudios de diferentes épocas son algunos de los temas transferidos. Si piensas que hay algo que quieres transferir y hacer un pequeño cuadro para decorar tu pared, nosotros tenemos el secreto. Por otro lado si te gustan cualquiera de las que ves aquí, todas se hacen por encargo. Los precios oscilan entre los 16 y los 25 euros. Los tamaños entre 9×14 cm las más pequeñas y 20×20 cm las más grandes

Flora y fauna sobre madera.

Blue bird

La siguiente colección también está transferida sobre madera, pero esta vez las tablas han sido tratadas con una base de estuco.

Bocetos y estudios sobre madera y estuco.

Annibale Carracci.

En versión más pequeña y sin estuco, estos pequeños retratos sobre tabla nos van guiando en la búsqueda de nuevos remates. El pan de oro era una opción, pero la cinta metálica le daba cierto carácter antiguo, como si fuese la imagen de una futura esposa que el pretendiente lleva consigo.

Retrato de una dama.

Para finalizar, la serie Roberts. Puede ser tan extensa como su producción de dibujos de viaje, pero dejamos sólo una pequeña muestra. Estos originales van sobre cartón para acercarnos más a la idiosincrasia de los trabajos de Roberts. La mayoría de los dibujos los realizó en diferentes viajes por países exóticos en la época, como Jordania o Egipto. Digamos que fue el precursor del turista con cámara de fotos, pero con mucha más dedicación y trabajo, claro. Como anécdota, sepamos que Roberts también hizo una serie de litografías sobre España (1832) y su momento cañí-bandolero-folclórico, lo cual le dio fama mundial y mucho espíritu novelesco al imaginario andaluz.

Los viajes de David Roberts.

Luxor, Tebas.

Encontraréis todas las imágenes en flickr y  venta directa en Etsy. Pero si se os antoja ya, ya, ya, un mail y respondemos enseguida.

Dudas, consultas e inquietudes aquí : francisco@eloficio.com o sibillacumena@telefonica.net

Espejo de metal pavonado, nuevo en la tienda.

Etiquetas

, , , , , ,

Una nueva pieza llega al tienda del Taller. Este espejo vintage de metal pavonado y bronce, años 70, es una pieza sencilla y es ese su mayor encanto. La forma trapezoidal y el dibujo de corte oriental lo convierten en un objeto decorativo único que se adapta a cualquier estilo. Más fotos, detalles y precio en la tienda del Taller.