Etiquetas

, , , , , ,

La moda del vintage industrial que tanto nos gusta, sigue sumando enteros cada día. Y cada vez es más común, encontrar elementos de esta tendencia, en cualquier rincón de la casa. El lugar de los más pequeños no se libra de este canon, es más, lo santifica en extremo, en cuanto puede. De esta forma, los infantes del siglo XXI, reviven un mundo pasado -en ocasiones mejor- con bolas del mundo iluminadas, mapas de la tierra con olvidadas fronteras y sillas de pupitre para el conocimiento del medio. Nuestro viaje al pasado de hoy, nos lleva hasta los años 50, con esta silla de colegio de origen centroeuropeo. La licencia artística nos permite otros mapas y otros juguetes más o menos patrios.

Europa física, qué gran tema, cuando no tienes otra cosa mejor que hacer.

La silla es de madera de haya (patas y estructura). La chapa del asiento y del respaldo es de fresno. Para la restauración del mueble, se han levantado capas de historia, matemáticas y geografía a base de lijado intensivo. Después se ha recuperado el color del asiento con acuarela y se ha aplicado un ligero barniz con trapo para proteger el color y la superficie.

Qué difícil es ser un niño modelo…y qué aburrido.

Para inspirarnos y acertar, dejamos algunas referencias de Decora tu alma, The Boo and the Boy y Loft in Soho. Sillas y pupitres antiguos, camas de hierro, mapas antiguos y juguetes de abuelo. Todo en una paleta de colores variable según el gusto de cada uno. Fiel a la época, nórdica o shabby. La imaginación tiene muchos caminos en este pequeño planeta.

¿Estáis pensado en darle una vuelta al cuarto de los niños? Es una idea recurrente y siempre en proceso, con lo cual admite todo tipo de cambios, arreglos y nuevas genialidades por parte de mamá y papá. Los pequeños habitantes quedarán encantados con el resultado final, mientras haya lo que se necesita para ser un niño, libertad, juguetes y mucho sitio para inventar.

“Por si no tenía bastante con el mundo en castellano, ahora van y me lo ponen en japonés. De ahí mi cara de mosqueo”.

Grandes planes para un futuro inmediato.

Si tenéis ganas de “estudiar” el mundo vintage para niños, podéis empezar por esta silla, en nuestra tienda. Nos vemos pronto, con trabajos de fin de curso, cine y mueble y más vintage.

Saludos!!!

Anuncios