Etiquetas

, , , , , , ,

Este escritorillo, llamado así en el siglo XVII por ser de menor tamaño que los escritorios, es una creación nueva. Nos recuerda a las piezas usadas en el estrado, que os hemos mostrado en el post anterior, por su forma, los colores y el acabado aplicado. Hemos recurrido a la milagrosa transferencia para realizar las ilustraciones de los cajones y el resultado es digno del estrado más pintón. Así pues señoras (y los señores si quieren también), piensen en sus joyas más estimadas y colóquenlas mentalmente en este trocito del siglo de oro.

Anuncios