Etiquetas

, ,

París otra vez. Mismo viaje, he de decir, pero nuevos y deliciosos platos para la vista. Alojada en el hotel Costes K como una princesa postmoderna, (gracias, todo hay que decirlo, a la productora francesa, encargada del rodaje), fui esquivando estas bonitas piezas de extraño gusto y color por toda la planta baja del hotel. Cada animalito ronda los 6.000 euros. Lástima que no llevara nada suelto.

 

Anuncios